quinta-feira, 14 de julho de 2011

La Documentación Pedagógica uno de los Elementos Innovadores de la Pedagogía Reggiana

*Wara González

Parte I

La originalidad de la pedagogía Reggiana es ampliamente reconocida. El importante psicólogo y educador estadounidense Howard Gardner dice:
“Como persona que ha tenido la oportunidad de visitar escuelas en todas partes del mundo, puedo decir los preescolares de Reggio Emilia son los más impresionantes que he visto” (Gandini, et.al, 1998, p.35).
Efectivamente la experiencia Reggiana introduce aspectos innovadores en el ámbito de la educación temprana que hoy son un modelo pedagógico para todas las escuelas de educación infantil en el mundo.
Qué es la documentación pedagógica
Documentar es un término que se refiere al proceso de recopilación de evidencias dentro de diferentes ámbitos científicos e investigativos. Es probar cosas con documentos. (Rae, 2010).
La documentación no es un proceso nuevo en el ámbito de la investigación educativa, sin embargo lo que hoy conocemos como documentación pedagógica se refiere a un proceso que si bien guarda ciertas semejanzas, pues recopila, recolecta, procesa la información e integra, se diferencia en el sentido de que la documentación pedagógica es un proceso llevado a cabo por los docentes en las aulas, todos los días y sirve como base de reflexión sobre la práctica docente y los procesos de enseñanza- aprendizaje tanto grupales como individuales.
Estas documentaciones pedagógicas pueden ocurrir diariamente y no son llevadas a cabo por investigadores profesionales sino por maestros, pedagogos que ahora suman también a sus tareas diarias la tarea de documentar, analizar y presentar documentaciones pedagógicas, con diversos fines: todos ellos destinados a optimizar el proceso enseñanza -aprendizaje.
Lo que hoy entendemos por documentación pedagógica lo debemos en buena parte a nuestros colegas de Reggio Emilia, Italia que iniciaron a mediados del siglo pasado (décadas de 1960 y 1970) un proceso innovador y de transformación pedagógica que les llevaría a incorporar la documentación, el análisis de las mismas y la presentación de estas a un nivel y forma totalmente novedosos en este campo.
En este artículo revisaremos distintas concepciones del término documentación pedagógica para poder comprender lo abarcador del concepto y sus diferentes matices.
Si atendemos a la definición más concreta del término tenemos que la documentación como objeto físico es todo aquel material que recoge lo que los niños y niñas están haciendo y diciendo en un momento dado. Son las notas escritas a mano o de manera digital de lo que se dijo o de lo que sucedió, son las fotografías, las grabaciones de audio o video o simplemente el trabajo mismo realizado por los niños.
En otro aspecto, la documentación vista como proceso es una herramienta que se utiliza para la recopilación de evidencias de los procesos de enseñanza – aprendizaje que nos conducen a conocer mejor a los niños y niñas, sus intereses, necesidades y niveles y que permite tanto a niños como adultos analizar, reflexionar y evaluar su trabajo e ideas previas. (Fraser, 2006, pp.142-143)
La documentación pedagógica puede ser creada por maestros y niños o ambos protagonistas de manera colaborativa y con frecuencia tiene una cualidad narrativa (Project Zero, 2003, p.18). Es la historia de una experiencia individual o grupal. Puede incluir imágenes o no, puede tener un producto final o no. A diferencia de una concepción más tradicional no sólo se documentan proyectos, sino que se pueden documentar momentos específicos, encuentros, experiencias o situaciones que son significativas para uno o varios de los individuos de la comunidad educativa. Sin embargo, este tipo de documentación siempre se presta a reflexión y al diálogo.
Cinco Características de la Documentación
Las documentaciones pedagógicas según la concepción Reggianna tienen 5 características fundamentales según el el libro “Making Teaching Visible” (Project Zero, RE, 2003, p.13.)
• La documentación envuelve una pregunta específica que guía el proceso.
• Documentar envuelve tareas de manera colectiva: Analizar, interpretar, y evaluar observaciones grupales o individuales; se fortalece con múltiples perspectivas de los diferentes protagonistas como de los colegas.
• Documentar hace uso de múltiples lenguajes (diferentes maneras de representar expresar el pensamiento a través de diversos medios y sistemas simbólicos).
• La documentación hace el aprendizaje visible; no es privado. El documentar se hace público cuando es compartido con los aprendices, ya sean estos niños, padres, o maestros.
• La documentación no sólo es retrospectiva, es también prospectiva. Ella da forma al diseño de los futuros contextos de aprendizaje
Documentar permite que el aprendizaje sea visible y puede dar forma al aprendizaje.
“Los niños tienten la oportunidad de revisitar su trabajo y sus ideas, crecer con ellas y prepararlas, para escuchar lo que los demás piensan, para profundizar y extender su propio aprendizaje”. ( Krechevsky, 2001, citada en Potier, 2001)
Carlina Rinaldi, asesora pedagógica de Reggio Children y directora pedagógica de las escuelas municipales de Reggio Emilia, sostiene que la documentación es el proceso de recolección de evidencias y artefactos que plantean lo que ocurre en el aula. Es la evidencia física y la representación de éstos de una forma que hace que el aprendizaje de los niños y niñas sea visible para ellos, para los maestros, para otros adultos incluyendo la familia y visitantes.
Al hacer el aprendizaje visible para los niños y niñas, estos toman conciencia de cómo aprenden, qué estrategias y métodos le resultaron efectivos para lograr un conocimiento específico; no sólo los propios sino también las estrategias y métodos que fueron exitosos para otros. De esta manera el aprendizaje individual favorece el aprendizaje colectivo y se fortalece una comunidad de aprendices donde se valoran las experiencias de cada uno de los integrantes.
El hacer el aprendizaje visible a los maestros, permite a los educadores aprender a enseñar. Pues les permite tener un conocimiento más profundo de quienes son los pequeños aprendices a su cargo: sus fortalezas así como sus debilidades. Permite una luz a la mirada única que tiene cada niño de la realidad y profundizar en el entendimiento de cómo aborda las diversas situaciones problemáticas que se le presenta (Rinaldi, 2006, p.16).
El hacer la documentación visible a los padres y familiares permite que estos valoricen y comprendan las experiencias de los niños.
La documentación pedagógica es un instrumento muy valioso para todo educador y para todo proceso de enseñanza – aprendizaje en nuestra próxima entrega exploraremos: La documentación como herramienta de evaluación y como herramienta para la reflexión.

*Wara González
*Red Solare República Dominicana




Um comentário:

Débora Fontes disse...

O registro de ações pedagógicas sempre foi instigante para mim. Fiquei muito satisfeita com as afirmações reggianas sobre documentação pedagógica. Isto é reflexir sobre a prática, oportunizando esta mesmo reflexão pelos olhos dos infantes.

Grande abraço

Débora Fontes

http://diariodacoordenacao.blogspot.com